POEMA Nº 35: LA ODALISCA (10/8/16)

 

  • LA ODALISCA

 

Era la preferida del sultán,

la destacada del harén,

la tenía como rehén,

ella era la elegida entre todas las demás.

 

Presa de su propia agonía,

odiaba su día a día,

era rencor lo que sentía

y a su señor murmurando maldecía.

 

Esclava de su propia existencia,

se sentía utilizada,

de vida ultrajada,

no le quedaba paciencia.

 

Su destino era la liberación

y cuando todos dormían,

con veneno ella moría

y en su consuelo encontró su perdón.

 

El sultán maldijo a los dioses

en una cólera atroz,

se le fue su amor

sin que él se despidiese.

 

Hubo luto en la nación

y el sultán muy afligido

lloraba por haberla perdido

y ya no tenía solución.

 

Nícola Baremo

9/8/16

Anuncios