RELATO Nº 1: EL DESTINO (29/4/16)

EL DESTINO

 

Ángel debido a su enfermedad tenía que pasar mucho tiempo en hospital ingresado.

Las horas se le hacían eternas, entretenía leyendo novelas policíacas y revistas –       << muy interesante >>, << quo >>, etc…- .

Pero el tiempo de ingreso era largo, porque su enfermedad era de larga duración.

Un  día su hermano Jorge le llevó un block de dibujo y varios lápices de distintos números – de mina dura y blanda – y unas láminas de Emilio Freixas de paisajes para que dibujara, idea que Ángel aceptó con mucha ilusión pues de siempre le había gustado dibujar y desde ese día tuvo una nueva afición para pasar el tiempo.

Y ocurrió que una mañana tenía que sacarse la sangre para hacerse una analítica y se presentó en la habitación Mónica, la nueva enfermera, era joven, muy atractiva, alta, morena, de ojos azules y muy simpática, agradable y extrovertida.

Enseguida Ángel sintió un flechazo y ella también sintió << algo >> por él, casi siempre Mónica estaba en el turno de mañana pero muchas veces doblaba turno y también se quedaba por la tarde, solo para estar con él.

Enseguida intimaron y se enamoraron. Estando todavía Ángel ingresado empezaron a salir formalmente, como novios..

A los tres mese de estar saliendo oficialmente, le dieron el alta a él y desde el día siguiente se fueron a vivir juntos al piso de Mónica y a los seis meses después de estar viviendo juntos se casaron y enseguida ella se quedó embarazada de un niño.

Ocho meses después, cuando le faltaba un mes a Mónica para dar a luz, Ángel recayó de su enfermedad y volvió a ingresar en el mismo hospital.

Y el 21 de Marzo día que daba comienzo la primavera, Mónica daba a luz a su hijo a la misma hora que a Ángel se le apagaba la vida. Los dos hechos ocurrieron a escasos metros de distancia en el mismo hospital.

 

Nícola Baremo

29/4/16

 

Anuncios