RELATO Nº 16: EL HOMBRE DESCONOCIDO (11/6/16)

 

EL HOMBRE DESCONOCIDO

 

Tomás era ateo, comunista y ecologista, vivía en Salamanca y daba clases en la Universidad de Filosofía. Era catedrático.

Un día de final de marzo, cuando estaba próxima la fecha de Semana Santa, Tomás iba paseando por el casco antiguo de la ciudad y se sentó en un banco a descansar y vio que se le acercaba un hombre                             << especial >>, Tenía  como un aura que le hacía ser  << diferente >>. Mediría 1,80 aproximadamente, y pesaría unos 77 kilos, tenía el pelo largo y barba, moreno y de ojos negros, llevaba un pantalón vaquero, una camisa de cuadros azul y una cazadora vaquera, se acercó y se sentó a su lado, en el mismo banco y al mirarlo a los ojos sintió una paz que le invadió todo su ser.

No hablaron ni una sola palabra, pero cuando se levantó para irse, Tomás se percató de que tenía dos agujeros en el dorso de cada mano.

 

Nícola Baremo

11/6/16

Anuncios