RELATO Nº 26: LEONARDA (1/8/16)

 

LEONARDA

 

Lucía tenía trece años, vivía con sus padres, sus dos hermanos mayores y con Leonarda.

Leonarda era un leopardo hembra de siete años de edad a la que Lucía cuidaba; alimentándola, bañándola, sacándola de paseo de vez en cuando atada con una correa y con un bozal, llevándola de vez en cuando al veterinario, etc., etc.

Leonarda se había convertido en un miembro más de la familia.

Un domingo por la mañana muy temprano Lucía sacó a pasear a Leonarda al parque, prácticamente no había nadie, estaban casi solas las dos y entonces le quitó la correa a la felino para que pudiera correr, saltar y brincar por el parque. Leonarda estaba loca de contenta con su ansiada libertad y echó a correr alocada y velozmente. Lucía la llamó varias veces pero el animal no hacía caso, estaba en su propio mundo. Y Lucía vio cómo se salía del parque y al cruzar la carretera un camión de reparto de bebidas con el logotipo de una marca muy conocida de cerveza, atropelló a Leonarda, y la quedó mortalmente herida.

Lucía lo observó todo sin poder hacer nada por evitarlo, se quedó petrificada, inmóvil, con la correa en la mano y un río de lágrimas saladas corriéndole por las mejillas.

 

Cuarenta minutos más tarde del atropello Leonarda moría en la Clínica Veterinaria.

 

Nícola Baremo

1/8/16

Anuncios