RELATO Nº 6: LA CASA DE MI VECINA LUISA (6/5/16)

LA CASA DE MI VECINA LUISA

En la casa de mi vecina Luisa, hay un loro, que se llama Cornelio. Cornelio solo dice improperios. En la casa de mi vecina Luisa, hay un diván, en el que los invitados, (familiares y amigos), dormitan después del almuerzo.

– ¡Oinnk! ¡Oinnk! Como diría el marranico Gualterio de mi tío-abuelo Ildefonso, el del pueblo.

En casa de mi vecina Luisa hay una radio antiquísima, que se ilumina en rojo cuando se sintonizan la emisoras  y se coge radio pirenaica. En casa de mi vecina Luisa dan los martes y los jueves por la tarde clases de papiroflexia para los invitados (familiares y amigos).

– ¡Oinnk! ¡Oinnk! Como diría el marranico Gualterio de mi tío-abuelo Ildefonso, el del pueblo.

Mi vecina Luisa en su casa tiene un acuario con peces tropicales de colores, naranjas, verdes, amarillos, y fucsias. También tiene dos gatos siameses y dos perritos, uno es un perro  salchicha y el otroi es un caniche.

Mi vecina Luisa en su casa posee una baraja de cartas del tarot, una baraja de cartas de póker y otra baraja española, un bingo, un ajedrez, unas damas, un quién es quién, un hundir la flota, un  estratego y un monopoly pero solo y exclusivamente para los invitados (familiares y amigos).

-¡Oinnk! ¡Oinnk! Como diría el marranico Gualterio de mi tío-abuelo Ildefonso, el del pueblo.

En la casa de mi vecina Luisa hay un corral que tiene un gallo peleón que canta a las 6:13h a.m.  todos los días sin faltar ni uno solo a su cita. En la casa de mi vecina Luisa tiene un trastero donde guarda unos esquíes, que compró su marido, que en paz descanse, en el    << Cash Converter >> y nunca llegó a usar. Están por si lo necesitan sus invitados (familiares y amigos).

Pero sobre todo , sobre todo, lo que más hay en casa de mi vecina Luisa es un vecino osease el susodicho firmante, (observador donde los haya), que tiene en estima sobremanera a su vecina Luisa y como no a su casa, dicho sea de paso.

– ¡Oinnk!

 

Nícola Baremo

6/5/16